Se desborda la magia navideña en las calles de Mazatlán: Adornos, luces y alegría

Con la llegada de diciembre, Mazatlán se viste de fiesta, inundando las calles con la magia de la Navidad. Desde adornos tradicionales hasta innovadores productos importados, la ciudad resplandece con la diversidad de opciones para decorar hogares y espacios públicos.

Los cruceros locales se convierten en escenarios cotidianos para la venta de adornos, mientras que los centros comerciales ofrecen una amplia gama de opciones, desde luces parpadeantes hasta inflables festivos y árboles de Navidad listos para llevar a casa.

Las luces de colores, con funciones intermitentes o sincronizadas con música navideña, se destacan como una opción popular. Las autoridades aconsejan verificar los sellos de aprobación de Hacienda al adquirir estas iluminaciones para garantizar la seguridad.

El aroma a pino también encuentra su lugar especial en los hogares, ya que muchas familias esperan ansiosas diciembre para disfrutar de este característico olor. Los árboles naturales listos para la venta se suman a la tradición.

Los inflables, con figuras entrañables como Santa Claus, muñecos de nieve y pinos, son demandados por su encanto festivo. La variedad de opciones maravilla tanto a niños como adultos, convirtiendo la búsqueda de adornos en una experiencia emocionante.

En este ambiente vibrante y festivo, Mazatlán celebra la temporada navideña con una explosión de creatividad y alegría, asegurando que cada rincón de la ciudad respire el espíritu navideño.