¡Mazatlán da la bienvenida al otoño con yoga, picnic y música!

Mazatlán, Sin. – En un mundo donde el ritmo acelerado es la norma, las personas buscan cada vez más conexiones con la naturaleza y momentos de introspección. Esto ha llevado a un aumento en la celebración de los equinoccios, no limitándose al popular equinoccio de verano, sino también a los de primavera, invierno y otoño.

Cada cambio de estación representa para muchos una oportunidad de estabilidad física, mental y espiritual. El comienzo del otoño, en particular, es un momento especial que merece ser celebrado y disfrutado al máximo.

Recientemente, el Parque Ciudades Hermanas se convirtió en el epicentro de la celebración del equinoccio de otoño en Mazatlán. Las personas se reunieron para conectarse con la energía de la temporada a través de la práctica de yoga. Esta antigua disciplina les permitió no solo estirar sus cuerpos sino también sus mentes, buscando un mayor autoconocimiento mientras absorbían los últimos rayos de sol del verano.

El ocaso, simbolizando la llegada del otoño, fue un momento mágico durante la celebración. Un espectáculo de música electrónica con saxofón acompañó este evento, creando una atmósfera única durante lo que popularmente se conoce como la «hora dorada».

Los picnics también fueron parte esencial de esta celebración, con aperitivos y lienzos en blanco listos para que los asistentes plasmaran inspiradores diseños. Esta actividad no solo recargó sus energías sino que también estimuló su creatividad.

Además de yoga, música y picnics, la organización «Interacción Luciérnaga» promovió el trueque de libros y semillas nativas. Este enfoque saludable, natural y vegano fomentó la comunión con la naturaleza y la cultura local.

En un mundo cada vez más frenético, eventos como este nos recuerdan la importancia de conectarnos con la naturaleza y encontrar momentos de paz y reflexión. El otoño ha llegado a Mazatlán, y la comunidad está lista para disfrutar de esta temporada con un espíritu de unidad y serenidad.