¡Descubre el Secreto del «Toro Pesado» en Mazatlán!

Desde hace más de 35 años, la carreta de mariscos «El Toro Pesado» es una de las paradas obligatorias en Mazatlán para quien gusta comer productos del mar frescos y de gran calidad.

Su propietario, Pablo Lizárraga, comenzó como un trabajador de campo, pero su pasión por la gastronomía lo llevó a convertirse en uno de los marisqueros más famosos del puerto.

También puedes leer: Licuados de la avenida tiene 69 años contando historias con sabor a coco en Mazatlán

«Antes de dedicarme a esto vi a varios marisqueros que pasaban vendiendo por las calles y me pregunté: ‘por qué no lo hago yo también’, así que empecé con una carreta y poco a poco fui agregando ingredientes y experimentando con nuevas recetas», comenta.

Hoy en día, la carreta de «El Toro Pesado» ofrece una variedad de mariscos, entre los que destacan los camarones cocidos, el pulpo, los camarones crudos y los callos de hacha.

«Lo importante es tener mucha limpieza y frescura en los ingredientes, yo vendo puro marisco del día, nada que me queda para el otro día, por eso vendo mucho, le echamos un poquito de limón, chile chiltepin, y listo. Lo que vendemos es calidad y sabor», afirma.

La carreta de «El Toro Pesado» es uno de los puestos de mariscos más conocidos de todo Mazatlán y ha atraído a visitantes de todo el mundo.

Todos los mariscos son del día. Foto: Efrén Palacios | El Sol de Mazatlán

Lizárraga asegura que su mayor satisfacción es ver a la gente disfrutar de su comida.

«Para mí esto no es un trabajo, es una pasión, me gusta ver a mis clientes satisfechos y felices», resalta.

Aunque a sus 79 años don Pablo pudiera retirarse en cualquier momento, asegura que no lo hará próximamente.

«Mientras la salud y las ganas de trabajar me acompañen, seguiré aquí, ofreciendo lo mejor de mí».

«El Toro Pesado» es un ejemplo de perseverancia, pasión y sabor en la gastronomía de Mazatlán.

El menú

  • Camarones cocidos
  • Pulpo
  • Camarones crudos
  • Callos de hacha

Una delicia

Las tostadas de ceviche de camarón crudo, cocido o combinado, así como los mariscos cocidos para picar son los platillos que más le solicitan a don Pablo.