Casa del Marino en Mazatlán: Un Renacimiento Cultural y Turístico

Tras dos semanas de demolición, la Casa del Marino en Mazatlán dará paso a un emocionante proyecto cultural dirigido por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). Aunque hubo debates sobre su demolición, el edificio, que data de 1946, no estaba protegido por el Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH) debido a su edad.

La Casa del Marino, inaugurada por el presidente Manuel Ávila Camacho, tenía como propósito original albergar a marinos mercantes. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno Federal decidió crear un espacio donde los marinos pudieran descansar a su regreso del conflicto. Sin embargo, dejó de funcionar en 1980 y permaneció abandonado durante décadas.

La SEDATU planea invertir 71 millones de pesos en este proyecto, que abarcará un espacio de 4,470 metros cuadrados. El nuevo inmueble incluirá un museo, un área de exposiciones permanentes, talleres y más. Además, se planea integrar el Fuerte 31 de Marzo, un monumento histórico, en el proyecto.

El nuevo centro cultural será un atractivo adicional para Mazatlán, aprovechando su ubicación estratégica y su vista al mar. El titular de la SEDATU, Román Meyer Falcón, destacó la importancia de esta restauración, que promete revivir una parte importante de la historia de la ciudad.